«Mi protección es el Dios Santísimo

que salva a los de corazón sincero».